Jueves, Septiembre 21, 2017 - 12:19

Baila cebra danza gay a las minorías oaxaqueñas

La Cebra Danza Gay, compañía de danza, le bailó a las minorías de Oaxaca. Su primera presentación en la ciudad estuvo dedicada a los indígenas, afrodescendientes, gays, lesbianas, muxhes y mujeres maltratadas. La presentación de esta compañía compartió un discurso social a favor de la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual y Transexual (LGBT) de Oaxaca.

La función que los bailarines ofrecieron lució un lleno total en el Teatro Macedonio Alcalá y la respuesta, sorpresiva, pero no por eso menos esperada de un público abierto y astuto, fueron aplausos de pie. Luego de un programa de cuatro coreografías y un coreo-drama, la Cebra Danza Gay accionó y potenció los intentos de la lucha de activistas oaxaqueños a favor de la gente diferente.

La extraordinaria ejecución de los bailarines da cuenta de una disciplina y honestidad en su trabajo. Dirigida por José Rivera Moya, esta compañía, disidente, incluso dentro del ambiente dancístico nacional, ha roto muros y logrado grandes reflexiones y acciones a favor de lo gay. Celebró en Oaxaca, además de sus quince años, la fiesta por la diversidad Mayo en Oaxaca, festival dedicado a la cultura afrodescendiente.

El estreno de la coreografía Un hombre que se convierte en sandía, autoría de Moya, cerró la noche a la que le prosiguió un acto de protesta pacífica, a partir de una manifestación artística como la danza. José Rivera Moya volvió al escenario para agradecer, al lado de sus compañeros, envuelto en la bandera gay. Cada color del arcoiris representa una minoría.

Agradeció la respuesta del público, besó el escenario en respuesta al respeto a la cultura oaxaqueña y manifestó su satisfacción de estar en la ciudad de Oaxaca, antes ya se habían presentado en Huajuapan de León, con una buena respuesta también. Subió al escenario a un representante de las minorías, al convocar a un homosexual, una lesbiana, una indígena, un muxhe, una mujer maltratada y un afrodescendiente.

Reflexión, apertura de mente y corazón fue lo que se vivió la noche del sábado en el Alcalá. Un hecho con precedentes en la lucha social de los activistas oaxaqueños, pero potenciado por un activista y artista que dejado su alma en esta lucha contra la discriminación, homofobia y el VIH, incondicionalmente apoyado por los siete integrantes de La Cebra Danza Gay.

 

La Cebra Danza Gay, compañía de danza, fundada en 1996 por José Rivera Moya (1968 San Luis Potosí) Propuso el concepto de danza gay, desde hace 15 años y su alegato y labor artística y social ha sido a favor de la comprensión de lo otro, hacer visible lo que no lo es para la clase política.

Promueve un discurso corporal que pugna por la significación del sujeto homosexual. Su labor es contra la sociedad homofóbica, machista y patriarcal. La danza de la cebra es el lamento de una comunidad adolorida; los personajes de la cebra son personas que han sufrido ataques, discriminación y agresiones por su preferencia sexual.

Su baile es un homenaje a los caídos por la pandemia considerada sólo de homosexuales, el VIH. La Cebra Danza Gay es una de las mejores compañías de danza contemporánea en el país.

La Cebra Danza Gay ha compartido un discurso social, en favor de la comunidad LGBT. Ha abierto caminos y puertas, para hablar de la problemáticas de las minorías, a través de la danza.

 

FRASES

"Nunca había estado tan difícil la situación. Sigue habiendo muchas muertes por el VIH".

"Los artistas debemos ser los voceros de las problemáticas sociales de nuestro país tenemos una voz que penetra e las conciencias. Y yo, les bailé vine a bailar a las minorías de Oaxaca".

"Tenemos que crear conciencia del valor de quien es homosexual y de quien no lo es".

JOSÉ RIVERA MOYA

 

"A mí no me importa la balacera. Hay que seguir luchando."

CRISTIÁN RODRÍGUEZ, BAILARÍN

 

Potencia compañía de danza un discurso social contestatario

"Las y los artistas deben ser voceros de las problemáticas que afectan al país" José Rivera Moya

José Rivera Moya, director de la compañía de danza "La Cebra Danza Gay" aseguró que llega a Oaxaca para compartir un discurso artístico "fuerte" que habla de la problemática que enfrentan las minorías del país: las mujeres discriminadas, las lesbianas, los homosexuales, la población afrodescendiente, indígenas y los portadores del VIH, todas y todos ellos vistos a través de un discurso social dancístico.

Acompañados de la maestra Alma Rosa Espíndola, subsecretaria del Patrimonio Cultural de la Secretaría de las Culturas y Artes, en conferencia de prensa, Rivera Moya comentó: "los artistas debemos ser voceros de las problemáticas sociales que están afectando a nuestro país. Nos interesa poner nuestro granito de arena, reflejar a través de la danza la situación de las minorías en el país".

Esta noche, dijo previo a la función, bailaré para todas esas mujeres que han sido discriminadas, para las mujeres lesbianas de Oaxaca, los homosexuales, los travestis, para quienes viven con VIH, para la población indígena y la afrodescendiente.

 

Hacer visible lo invisible

Oriundo de San Luis Potosí, José Rivera Moya señaló: "traemos coreografías fuertes que reflejan la violencia extrema que estamos viviendo en el país, jamás vista en nuestra historia. "La danza militar", con la que se abre el espectáculo, es un reflejo de lo que vivimos en todas partes.

Moya aseguró que se ha ganado mucho en cuanto al reconocimiento de los derechos humanos, sobre todo en áreas metropolitanas, donde "tenemos espacios, bodas entre homosexuales, el derecho a la adopción, un vagón en el metro y una gran tolerancia, pero sólo en colonias bonitas; si salimos de éstas, en las populares, las cosas cambian drásticamente".

Cristián Rodríguez, integrante de la compañía, subrayó que La Cebra Danza Gay seguirá existiendo mientras las cosas no cambien, en tanto sigan los problemas. Hay que educar a la gente y borrarles ese lado ignorante que les impide ver que todos merecemos respeto.

Desde la conferencias de prensa y luego, en la tercera llamada en el Alcalá, el director de la compañía La Cebra Danza Gay, informó a los presentes que presentarían danzas contemporáneas que abordan el tema homo-erótico, con desnudos totales, sin ningún tapujo, por lo que después de informar esto dejó a consideración de los padres de los menores de edad, la permanencia en la sala.

"Hemos visitado ciudades de la república mexicana, incluso países como Francia, donde se sorprenden por la forma en que abordamos el tema homosexual. En el estado de Oaxaca nos hemos presentado en Huajuapan de León donde nos sorprendió la calidez y el respeto del público; esperamos la misma respuesta en la ciudad de Oaxaca... nuestro espectáculo no tiene la intención de ofender a nadie".

El público permaneció en las butacas y mostró su respeto a lo diferentes, a lo nuevo, admirando la extraordinaria ejecución de los bailarines de esta compañía. Una auténtica fiesta que sentó precedentes en la lucha contra la homofobia, discriminación y VIH. Esta presentación destaca como uno de los aciertos, según algunos asistentes, que tiene el festival Mayo en Oaxaca ¡Una fiesta para todos! Organizado por la Secretaría de las Culturas y las Artes de Oaxaca (Seculta).

 

 

TEXTO Y FOTOS: CARINA PÉREZ GARCÍA

Relacionado