Domingo, Noviembre 19, 2017 - 07:57

Iglesia privilegia diálogo con desplazados de Puebla

San Cristóbal de Las Casas.- El obispo de la Diócesis local, Felipe Arizmendi Esquivel, señaló que la iglesia privilegia que se dé el diálogo para solucionar el desplazamiento de 17 familias de la comunidad Puebla, del municipio de Chenalhó.

“Estamos llenos de esperanza de que los que fueron desplazados del ejido Puebla del municipio de Chenalhó ya retornaron casi todos y están por una temporada cortando el café, pero lo hicieron con la intensión de ver si había condiciones para que ya pudieran permanecer ahí, nadie quiere vivir desplazado, como es obvio.”

Luego de la misa dominical, el prelado mencionó que no se tiene conocimiento de que los integrantes de las familias que retornaron momentáneamente hayan sufrido agresiones.

Arizmendi Esquivel dijo que en esta comunidad del municipio de Chenalhó existen diferentes problemas que originaron el desplazamiento forzado de 98 personas.

“Hay problemas de tiempo, de fondo de diferencias, no solamente políticas, sino también sociales y religiosos y el gobierno ha hecho lo que le toca, pero también las otras organizaciones sociales y civiles, tanto la parroquia, el sacerdote se ha jugado hasta la vida por ellos porque lo estuvieron encerrando en una letrina durante varias horas y el sacerdote con toda fidelidad ha procurado estar firme y cerca de su pueblo”, acotó.

Mencionó que tanto él, como el obispo auxiliar Enrique Díaz Díaz, han dialogado con los ejidatarios de Puebla, quienes ahora viven en Acteal.

“Siempre estamos en contra de la violencia, sea de católicos contra protestantes o de protestantes contra católicos, aquí lo que nos importa es el respeto, la armonía, la convivencia, somos diferentes, distintos en lo político, en la economía, en lo social, en lo cultural, también en lo religioso, pero tenemos que aprender a convivir como hermanos”, añadió.

Pidió que se dé un alto a la violencia y las divisiones en nuestro estado, ya que el tejido social está siendo reconstruido porque se vive en una relativa calma.

“Ojalá que esto que sucedió ahí (ejido Puebla) nos enseñe a que tenemos que dialogar, respetarnos, llegar a acuerdos, que es lo que más nos ayuda a vivir la paz social.”

 

Relacionado