Martes, Septiembre 26, 2017 - 11:16

Protección a triquis, exige el Cedhapi

OCTAVIO VÉLEZ ASCENCIO

El Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas (Cedhapi) pidió al Estado mexicano cumplir las medidas cautelares dictadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la Organización de Estados Americanos (OEA) en beneficio de 15 familias indígenas triquis, quienes salieron en éxodo de su comunidad, Valle del Río San Pedro, el 3 de agosto del año pasado.

El presidente de ese organismo, Mauricio Santiago Reyes dijo que los beneficiarios salieron desplazados en el 2008 de las comunidades de San Miguel Copala, Guadalupe Tilapa, Llano de Nopal, Llano Aguacate, Ñutasani y Ladera, por situaciones de intolerancia religiosa, de violencia por división de partidos políticos, por presión de grupos armados y paramilitares.

Al ser desplazados y no contar con un lugar donde vivir y tierras que cultivar, se establecieron en unos terrenos ubicados a un lado de la Cuadrilla Gregorio Álvarez, perteneciente a Putla de Guerrero, creando el asentamiento Valle del Río San Pedro, señaló.

Sin embargo, subrayó que la comunidad, integrada por 76 personas, mujeres, niños y ancianos, fue allanada el 25 de enero del 2012 por aproximadamente 200 elementos de la Policía Preventiva del Estado fuertemente armados abordo de 20 patrullas, para desalojarlos de las tierras.

En la incursión, señaló, los policías se introdujeron a todas las viviendas de madera, lámina y carrizo, llevándose las pertenencias y deteniendo a tres de los habitantes.

Posteriormente, expuso que sujetos desconocidos ingresaron a la comunidad, el 8 de mayo de ese año, y asesinaron con rifles de asalto AK-47 o Cuerno de Chivo a tres de los pobladores, Jaime Ramírez Martínez, Joaquín González y Eulogio López Aguilar.

Frente a esto, subrayó que la CIDH otorgó medidas cautelares a todos los habitantes de Valle del Río San Pedro y como consecuencia, el Estado mexicano acordó reubicarlos en un predio de Cañada del Curtidor, perteneciente a Tlaxiaco.

Aunque mencionó que los pobladores de esa comunidad se han opuesto al asentamiento de los indígenas triquis desde su llegada en marzo de este año y han impedido su acceso y el paso de sus cosas personales.

Ante ello, Santiago Reyes pidió al Estado mexicano cumplir con las medidas cautelares de la CIDH y reubicar en forma definitiva a los niños, niñas y mujeres triquis de Valle del Río San Pedro.

 

Relacionado