Viernes, Diciembre 15, 2017 - 07:43

¡De colección!

BEATRIZ DE LEÓN/AGENCIA REFORMA

MÉXICO, DF.- Del daguerrotipo a la foto digital o aumentada, han pasado ya dos siglos; imágenes que constituyen la memoria histórica y que han sido atesoradas en todo el mundo.

El Festival Internacional de Fotografía Foto México 2015, a partir del 27 de octubre, se abre como la oportunidad de asomarse al coleccionismo fotográfico a través de 30 acervos nacionales y extranjeros.

Bajo la dirección artística de Elena Navarro, el festival retoma el legado de lo que por dos décadas fue Fotoseptiembre, pero adaptado a los requerimientos del siglo XXI, con nuevas formas de crear, reflexionar y difundir la imagen.

-Aprovechando la deriva de Fotoseptiembre, era un buen momento para cuestionarnos hacia dónde queríamos ir y cómo debíamos replantear lo más importante, que México contara con un gran festival de fotografía, que respondiera al interés, la inquietud y la gran efervescencia fotográfica -explica Itala Schmelz, directora del Centro de la Imagen.

El festival está dividido en cinco núcleos, de acuerdo con su contenido y origen, Colecciones Nacionales, Colecciones Internacionales, Imagen Contemporánea, Imagen y Comunidad, y Red de la Imagen.

Además de las 123 exposiciones programadas, habrá actividades paralelas, entre las que destacan el encuentro Coleccionar fotografía en el siglo XXI y el lanzamiento de Fotobservatorio.

La apertura oficial es el martes 27, en el marco de la nueva etapa del Centro de la Imagen, con La cámara de las maravillas, curada por Jens Hoffman.

-El festival vincula a México con el contexto internacional, como puerta y voz de la fotografía mexicana y latinoamericana, y da oportunidad al espectador mexicano de conocer lo que pasa en el mundo -señala Schmelz.

Fiesta de la imagen

Basta con ver la programación en museos, las ferias de arte o las revistas especializadas, para constatar el interés que despierta en el mundo la foto mexicana y cómo se mueve en el mercado internacional, tanto la propuesta histórica como la emergente. 

Además, explica Elena Navarro, México tiene uno de los acervos fotográficos más importantes de América Latina y el mundo.

-Eso nos llevó a programar un festival dedicado a colecciones, en el que invitáramos y diéramos cabida a la participación de distintos museos e instituciones, colecciones públicas y privadas. Abierto a todos los interesados en el tema de las colecciones, desde quienes las dirigen y gestionan hasta los fotógrafos que forman parte de ellas.

De las 123 exposiciones del festival, 30 fueron coordinadas y planeadas, desarrolladas y negociadas por el Centro de la Imagen, y el resto llegó a través de una convocatoria pública hecha por la Red de la Imagen.

El programa, dividido en Colecciones Nacionales, Colecciones Internacionales, Imagen Contemporánea, Imagen y Comunidad, y Red de la Imagen, pretende cubrir, en la medida de lo posible, modelos distintos de coleccionismo.

Y, en ese amplio abanico, Navarro recomienda la exposición de El retrato en la Colección Mapfre, que es la primera vez que se presenta internacionalmente; la Colección de Bank of America, que ha marcado las pautas del coleccionismo norteamericano; la del Musée de l'Elysée, que incorpora a los artistas más jóvenes del panorama internacional; el Archivo Chambi de Perú, un acervo del siglo XIX proveniente de Oriente Medio o la muestra América lente solidaria, sobre convulsas sociales.

-En el plano internacional, de las nueve colecciones que vienen, tenemos todos los periodos representados. Y, en el nacional, hay cosas muy interesantes, porque los museos han hecho un esfuerzo de sacar a la luz colecciones y proyectos -dice Navarro.

Uno de los archivos es el de Carlos Monsiváis, que integra la exposición Pasado venidero. Otros proyectos destacados son el de Fundación Televisa, que presenta en el Cenart Develar y detonar; la Fundación Salinas Pliego, con daguerrotipos del imaginario mexicano, o la Fundación Carlos Slim, con el archivo inédito de Salvador Novo.

-Está representada la mayoría de las técnicas fotográficas, daguerrotipos, calotipos, pasando por toda la fotografía analógica del siglo XX hasta lo último en fotografía digital -añade Navarro.

Según Schmelz, la noción de coleccionismo es muy abierta, pues todos son en cierta forma coleccionistas.

-Si todos somos un poco fotógrafos, todos estamos dialogando con imágenes y, de alguna forma, el acceso a todas estas colecciones va a transformar el modo de ver la fotografía, de narrar o contar a través de la imagen.

Para Navarro y Schmelz, Foto México es una fiesta de la imagen y una cita única con la fotografía.

Foto México en números

500 fotógrafos

123 exposiciones

33 ciudades del país

31 museos

21 acervos mexicanos

9 acervos extranjeros

Relacionado