Viernes, Mayo 26, 2017 - 11:38

NO ERAN LAS ADECUADAS

Está inservible 90% de plantas de tratamiento de aguas negras

REYNALDO BRACAMONTES RUIZ

Oaxaca, Oax.- El noventa por ciento de las 120 plantas de tratamiento de aguas residuales de la entidad, son infuncionales, porque no fueron las adecuadas en su selección y creación, expuso Juan José Consejo, director del Instituto de la Naturaleza y la Sociedad de Oaxaca (INSO), en el marco de la XXXIII Asamblea del Foro Oaxaqueño del Agua.

Por su parte, Nazario García Ramírez, coordinador general del Colectivo de Organizaciones Ambientales, atribuyó ese problema a la corrupción de funcionarios de las Comisiones Nacional y Estatal del Agua, porque son los "coyotes" de esas dependencias los que les imponen a los municipios la tecnología que deben usar aunque no sea la adecuada.

En entrevista al término de ese encuentro, el ambientalista acusó que los "coyotes" trabajan con un padrón de constructores que les pagan muy buenas "comisiones" por cada obra de supuesto saneamiento que les consiguen en los municipios oaxaqueños.

Así mismo, toda esta corrupción hoy se traduce en decenas de plantas de tratamiento inoperantes y ha derivado en un serio problema de salud para la región.

130 mdp costó la mega plata de San Juan Bautista la Raya

120 las plantas tratadoras de aguas residuales en la entidad

Toda esta corrupción que hoy se traduce en decenas de plantas de tratamiento inoperantes, ha derivado en un serio problema de salud por la generación de aguas negras que en bruto se vierten a los lechos de los ríos, incluido el Atoyac, que es el más contaminado del Valle.

Gran parte de este problema se origina porque los "coyotes" de la CEA y de la Conagua se aprovechan de la buena fe de los presidentes, quienes deberían asesorarse por instituciones como la UNAM, el ITO, el Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional de Oaxaca (CIIDIR), u organizaciones ambientales serias.

Pero esos fraudes no sólo se dan a nivel de municipios mal asesorados. Se dan también en obra mayor como la mega planta de tratamiento de San Juan Bautista La Raya, inaugurada en 2009 por Felipe Calderón, con un costo de más de 130 millones de pesos.

Colapsada por las lluvias del año pasado, esa planta trabaja al cincuenta por ciento de su capacidad, y su mantenimiento es muy caro. El mantenimiento de sus reactores implica cada mes una erogación de cuatro millones de pesos.

Al inicio de su gobierno, Gabino Cué le inyectó 20 millones de pesos para reactivarla.

Nazario García Ramírez dijo que 19 poblaciones del Valle vierten sus aguas negras en bruto al río Atoyac, porque sus plantas de tratamiento no operan.

Entre esas poblaciones se encuentran:

San Sebastián, Etla, Santiaguito, Guadalupe Hidalgo, Santa Martha, San Sebastián Xochimilco, Santos Degollado, San Gabriel, San Miguel, Santo Domingo Barrio Alto y Santo Domingo Barrio Bajo.

Relacionado