Miércoles, Noviembre 22, 2017 - 10:45

"Prohiben" pueblos de Oaxaca operación de mineras

YURI SOSA @YuriSosa04

Oaxaca de Juárez.- Autoridades de bienes comunales y ejidatarias de los distritos de Tlacolula de Matamoros,  Ocotlán de Morelos y Ejutla de Crespo declararon a sus comunidades como "territorio prohibido para la minería".

Representantes de nueve poblaciones de los Valles Centrales de Oaxaca, donde existen proyectos mineros desde 2004, se reunieron para exigir a los gobiernos estatal y federal que cancelen los permisos y concesiones otorgadas para realizar trabajos de exploración, así como el de las mineras comerciales en operación, ubicadas en San José del Progreso y Totolapan, en los distritos de Ocotlán y Tlacolula,  respectivamente.

El secretario Técnico del Colectivo  Oaxaqueños por la Defensa de los Territorios,  Neftalí Reyes Méndez,  señaló que son 18 los proyectos mineros con permisos,  de los cuales 2 se encuentran en etapa comercial, y que los permisos otorgados vencerían hasta el año 2054.

Contaminación al medio ambiente,  afectaciones en sus cosechas y conflictos sociales,  es lo que han provocado los trabajos relacionados a los mega proyectos mineros, señalaron las autoridades.

En conferencia de prensa, el secretario del Agente municipal de San Martín Chilazoa,  César Poblano,  indicó que las comunidades afectadas se reservarán el derecho de actuar ante la presencia de quienes realicen trabajos de exploración de la tierra, pues para los pobladores y autoridades comunales no tienen validez los  permisos emitidos por el gobierno federal.

Las comunidades en desacuerdo con los proyectos mineros son: Monte del Toro,  El Vergel,  Los Ocotes, San Martín de los Cansecos, San Martín Chilazoa, Barrio del Progreso,  Taniche, Cerro de las Huertas y Magdalena Teitipac.

El rechazo es para las empresas mineras: Cuzcatlán, Minera Aurea, Cia Minera y Metalúrgica Ejutla, así como para la compañía Minera Media Luna.

Nicolás Cruz, autoridad de una de las comunidades inconformes, indicó que son más de 49 mil 300 hectáreas de tierras comunales y ejidatarias las afectadas por las mineras, y en las que se trabaja sin existir una consulta de por medio.

El posicionamiento será entregado a la Segob,  Semarnat,  CNDH,  DDHPO,  Secretaría de Turismo y Desarrollo Económico de Oaxaca y a la Secretaría de Asuntos Indígenas.

Relacionado