Domingo, Junio 25, 2017 - 05:36

Entrevista

Iniciamos una nueva etapa: Peimbert

RACIEL MARTÍNEZ

Oaxaca, Oax.- Arturo de Jesús Peimbert Calvo está seguro que en Oaxaca inicia una nueva etapa en materia de la defensa de los derechos humanos.

El recién designado titular de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) se considera imparable constructor de acuerdos y de mediación  para la reconciliación.

Anota que es tiempo de terminar con quienes trafican con los derechos humanos y hacen de la pobreza un negocio rentable.

Dice que estará en las calles, en los caminos de todas las regiones "con las manos en el arado porque no soy gente de oficina".

Peimbert Calvo  habla con pausas. Tiene 35 años. Una mirada inquieta que va a todas partes. Apaga su teléfono celular para dar respuestas.

Niega ser "appista". Pide de las oaxaqueños y oaxaqueñas la oportunidad y confianza. 

Comenta que no es improvisado en materia de los derechos humanos; solicita a quienes lo critican que vean todo su pasado "y no sólo una parte".

A unas horas de asumir el puesto, tras la determinación de la Cámara de Diputados, el presidente de la DDHPO accede a una entrevista con NOTICIAS desde sus oficinas. 

En el cargo, con otras reglas, le han precedido José Luis Acevedo Gómez (+), Evencio Nicolás Martínez Ramírez, Sergio Segreste Ríos, Mario Pérez Jiménez y Heriberto Antonio García.

Arturo de Jesús Peimbert dibuja un adelanto de su trabajo:

"Se venía atravesando una crítica a nivel histórico porque la Comisión Estatal de Derechos Humanos estaba  al servicio del Estado, recibía una línea del Estado. Había todo una crítica  profunda  por su inoperancia. Hoy, gracias a la determinación de los diputados locales contamos con una nueva ley que es de vanguardia nacional. Con ello vamos a generar un acercamiento comunitario, lograr una territorialidad de la ley. Los objetivos de la ley serán los principios rectores y que los derechos humanos lleguen a todas las comunidades, que nuestro trabajo sea de tierra y de campo, donde nos acerquemos a los defensores no visibles para que adquieran visibilidad y un blindaje a su trabajo. Es inconcebible que a una comunidad rural llegue un camión con cerveza y no los derechos humanos..."

--¿Sin privilegios?

--No puede haber ningún distingo, ni étnico ni social. En la promoción de los derechos humanos no puede haber privilegios.

--¿Verdadera independencia de la DDHPO?

--Con el trabajo lo demostraremos. Sería un error venir criticando, trabajar desde la sociedad civil y ahora no tener independencia. La sociedad está cansada de promesas fantásticas e irreales. Con el tiempo tendremos resultados, las acciones demostrarán nuestras palabras. Vamos a garantizar la autonomía y la independencia.

--No importa que sean amigos a quienes se les llame la atención...

--Soy oaxaqueño y soy persona amable, tengo muchos amigos en la sociedad, dentro del gobierno. Vengo de una vocación de mediación, es mi trabajo, donde si quieres aprender a ser mediador tienes que ser amigo.

--Una recomendación de la DDHPO a un amigo, no le importará...

--No. Yo no puedo pedirle a un amigo que traicione sus principios y su vocación. Aquí estamos ocupando un cargo público donde el interés público está por encima de cualquier amistad, de cualquier situación.  Si se viola un derecho humano nosotros tendremos que actuar.

--Y Gabino Cué ¿amigo?

--Tengo una relación de respeto con el gobernador, no se si se pueda decir de amistad, pero sí de respeto. Tuvimos la oportunidad de colaborar en la mediación de conflictos durante sus primeros meses de gobierno

--Entonces va una recomendación, sin importar...

--Cuando nos tocó defender los derechos humanos en la sociedad civil, lo defendimos, inclusive cuando existían personas que no teníamos afinidad, antagónicos, en situaciones con peligro para nuestras vidas. Seremos congruentes.

--Cuentan que Don Benito Juárez planteada que a los amigos 'justicia y gracia; a los demás, justicia a secas...'

--Don Benito Juárez es un referente para todos los mexicanos y seres humanos. Un maestro histórico. Y la justicia no selecciona, de otra forma dejaría de ser justicia.

--En su trayectoria en materia de los derechos humanos ¿quién lo inspira?

--No podía mencionar que es uno solo,  pero a quien más respeto y sigo su ejemplo es de todos los defensores de los derechos humanos, quienes sin saber que lo son, sin saber leer y escribir, están trabajando todos los días, son gente que no recibe un salario.

--¿En el plano internacional?

--Mahatma Gandhi es un referente obligado. Mi vocación de mediación se basa en los principios que nos enseñó el maestro Gandhi, hay muchos más, sería difícil citarlos a todos.

--Voces que cuestionan su pasado. A ellos qué es dice...

--En un medio de comunicación se hacia referencia a mi persona, respeto a quienes lo hacen, soy el primero en defender el derecho a la libertad de expresión, que se expresen aunque no sea a mi favor. Sin embargo, muchos de esos señalamientos afectan el orden familiar, afectaron a mi hijo... Ahí si me lastima un poco. Escuché en la Cámara de Diputados gritos contra mi persona, están en su derecho...Pero si queremos desarrollarnos como sociedad tenemos que respetarnos todos. Respeto a quienes no están de acuerdo que ocupemos el cargo. A ellos les pido su generosidad y su paciencia, que nos permitan demostrar que no estamos improvisados, que tenemos años trabajando en condiciones difíciles. Por recordar, en la lucha de NOTICIAS ante el autoritarismo, ahí estuvimos la repudiar la toma de las instalaciones, ayudamos a suministrar alimentos para quienes quedaron retenidos. En el 2006 trabajamos en acciones de mediación, lo mismo en conflictos de la Sierra Sur, la zona Triqui, pese a estar en riesgo nuestra propia vida. Mis hijos tuvieron que abandonar la entidad por la serie de amenazas. A las personas que me cuestionan les pediría que se fijen en mi pasado, pero que se fijen en todo el pasado  y no sólo en una parte...

--Le llaman diácono, ¿nada qué ver?

--La verdad, un diaconado nunca será ofensivo, tal vez sería un elogio, respeto a los diáconos que  todos los días trabajan en Oaxaca. La liga es porque me correspondió fundar la Comisión Diocesana de Justicia y Paz sin recibir un salario, en ese organismo adoptamos técnicas para la mediación, el análisis contextual de las personas como seres humanos y espirituales.

--Hoy ONG's que lo cuestionan, pero en ayer-cercano estuvieron juntos...

--A Yessica Sánchez, quien formó parte de la terna, la estimo mucho, reconozco su trabajo y trayectoria. La alternancia en Oaxaca, el inicio de la transición democrática no se explica sin el esfuerzo de ella. Me extraña su actitud, la invitaría a reflexionar en aquellos años  cuando trabajamos juntos, cuando fuimos  compañeros en muchas defensas. Mi respeto a Mario Hernández, una intachable persona. La decisión para estar al frente de la DDHPO  no me tocó a mí decidirlo, fue una determinación del Congreso del Estado. Hablar de imposición sería devaluar el trabajo de los representantes populares

Peimbert Calvo reitera que se considera una persona comprometida, "y voy a poner mi juventud y mi vida en el trabajo, la promoción de la defensa de los derechos humanos será desde su raíz, haremos todos los esfuerzos para dotar de instrumentos, materiales técnico-jurídicos para hacer un trabajo correcto".

--¿Ninguna defensoría a modo?

--De ninguna manera. Eso está excluido de nuestro vocabulario. Esta es un DDHPO  con base en la ley.

El trabajo del consejo consultivo, subraya, será importante, "lo haremos funcionar porque hay aportaciones como lo hacen los consejos de Ancianos, de caracterizados en las comunidades indígenas".

--¿Appista?

--Nunca me he considerado militante de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), sin embargo,  entiendo muy bien cuales fueron las causas del conflicto social del 2006, esas causas  fueron la pobreza, la desigualdad, la marginación. En ese tiempo me tocó trabajar en la defensa de los derechos humanos y ayudamos a los procesos de diálogo, hice un trabajo discreto no secreto.

--¿Estará caminando en todo Oaxaca?

--Esa es mi vocación natural, no estoy acostumbrado a nivel de una oficina. Siento que hay que meter las manos en el arado, ahí está la lucha y el reto. 

Arturo de Jesús Peimbert Calvo está en su desafío...

Relacionado