Miércoles, Noviembre 22, 2017 - 10:50

Ocupan tzotziles siete parajes de Chimalapa

OCTAVIO VÉLEZ ASCENCIO

Siete parajes ubicados en el territorio del pueblo indígena de San Miguel Chimalapa, región del Istmo de Tehuantepec, fueron ocupados ilegalmente por indígenas tzotziles de San Andrés Larráinzar y San Juan Chamula, Chiapas, denunció el presidente de Bienes Comunales, Alberto Cruz Gutiérrez.

La autoridad agraria sostuvo que la intromisión en su territorio responde a la política de invasión promovida por el gobernador chiapaneco Juan Sabines Guerrero, a pesar de haber suscrito el "Acuerdo de Distensión Integral para garantizar la paz y tranquilidad en la región limítrofe entre los estados de Oaxaca y Chiapas", el 22 de diciembre del año pasado, ante el secretario de Gobernación, Alejandro Poiré Romero y su homólogo Gabino Cué Monteagudo.

Precisó que la administración chiapaneca ha enviado a los indígenas tzotziles a invadir los parajes Agua Fría, El Quebrachal, La Hondonada, Montebello, San Marcos, La Gloria y las Jáquimas, pertenecientes a los bienes comunales de San Miguel Chimalapa.

Explicó que esta ocupación viola el derecho de propiedad y posesión de sus tierras comunales, derechos reconocidos en el Articulo 27 Constitucional y los artículos nueve y 99 de la Ley Agraria, donde se tutela el derecho de las comunidades sobre las tierras reconocidas y tituladas.

Destacó que el gobierno chiapaneco también mandó los invasores a destruir las mojoneras establecidas durante el deslinde de sus límites, atentando contra su derecho de amojonar sus tierras dispuesto por el Artículo 841 del Código Civil Federal de aplicación supletoria por disposición de la Ley Agraria.

Además, subrayó que la administración chiapaneca continua la construcción de un palacio municipal, una escuela de nivel medio superior y un hospital, así como de caminos para el municipio Belisario Domínguez, creado en su jurisdicción y en territorio de Oaxaca.

Aparte de ello, resaltó que la policía de Chiapas realiza patrullajes, desde el 1 de julio pasado, en sus bienes comunales y en territorio oaxaqueño para intimidar a los comuneros zoques, violando su derecho al libre tránsito y la soberanía estatal.

Ante esto, exigió a la Secretaría de Gobernación requerir al gobierno de Chiapas respete sus límites agrarios y municipales, deje de promover invasiones y suspenda la construcción de obras en su territorio, así como que los soldados del Ejército Mexicano destacamentados en la zona, se ubiquen en un lugar neutral porque solamente velan por la seguridad de los invasores.

Relacionado