Sábado, Junio 24, 2017 - 05:17

El costo del "glamour" en un evento de pobreza

Octavio Vélez Ascencio/ Foto: CARLOS HERNANDEZ

Santa Cruz Xoxocotlán, Oax.- Enfundada en un vestido entallado y corto, color azul, zapatillas clásicas de color beige, la síndica Diana Luz Vásquez Ruiz se paseaba micrófono en mano de un lado a otro por el templete de madera, para dar la bienvenida a la secretaria de desarrollo agrario, territorial y urbano, Rosario Robles Berlanga y al gobernador Gabino Cué Monteagudo, durante el acto de entrega de escrituras de propiedad a miles de ciudadanos.

Pero, cuando más animada estaba, se quedó inmóvil y tuvo que hacer un paréntesis obligado en su discurso. “Disculpen, son cosas que a veces nos pasan a las mujeres, se me atoró un tacón”, se excusó.

Trató de zafar su zapatilla derecha que se había atascado, pero no pudo y entonces pidió auxilio. “Ojalá alguien me ayude”, soltó. Rápidamente, el coordinador de giras de la funcionaria federal, Roberto Barragán, se separó de su asiento y acudió a desatorar la zapatilla, entre los aplausos y sonrisas de los asistentes.

Pasado el desaguisado, Robles Berlanga resaltó las bondades de las acciones gubernamentales y no dejó pasar la oportunidad para referirse al incidente.

“Ya le dije a Diana Luz que a estos eventos no hay que traer tacones sino zapatos con suela corrida”, sugirió la funcionaria, vestida de pantalón de mezclilla y de zapatos como los que había descrito. Como era de esperarse, el consejo provocó risas y hasta aplausos a Robles Berlanga.

Pero, la sugerencia no fue tomada en cuenta y en la entrega de una casa en la colonia Unión, la síndica volvió a tener problemas con sus zapatillas porque constantemente se movía de lugar ante el hundimiento de sus tacones en el piso de tierra.

Relacionado