Martes, Marzo 28, 2017 - 03:58

EN LA ZONA TRIQUI

Exiliados de San Juan Copala conforman nueva comunidad

IGABE

HUAJUAPAN DE LEÓN, OAX.- A consecuencia de las constantes muertes que se han registrado en las poblaciones de San Juan Copala y otras más del distrito de Santiago Juxtlahuaca, exiliados de las mismas se unieron y conformaron un asentamiento denominado Valle del Río San Pedro, en la cual esperan que tanto mujeres, ancianos y niños ya vivan en paz y en un desarrollo pleno.

Eva Gómez Santos, integrante del comité de la comunidad, manifestó que en este nuevo asentamiento se encuentran habitando 65 personas, principalmente mujeres y niños. Las casas en donde actualmente viven, están hechas a base de cartón, madera, carrizo y otros materiales que encontraron en la zona. Su alimentación se basa en frutos propios de la naturaleza y de algunos víveres que obtienen en Putla Villa de Guerrero.

UNA POBLACIÓN PACÍFICA

Señaló que la comunidad fue creada por varias personas que se pronunciaron en contra de la violencia; además, hizo mención que las mujeres y niños que se encuentran en la localidad, son el resultado de las muertes de personas en la defensa de sus tierras y de la pugna que han mantenido organizaciones como la Unidad de Bienestar Social de la Región Triqui (Ubisort), el Movimiento de Unificación y Lucha Triqui Independiente (MULT), entre otras más.

Indicó que desafortunadamente, al asentarse en dicho lugar, las familias carecen de los servicios básicos, tales como el agua potable, la luz eléctrica, el drenaje, entre otros más.

Refirió que la comunidad allanada, no pertenece a ninguna organización política de la región, como son MULT, MULTI, Ubisort; es una localidad auténticamente Triqui. Fue constituida por personas desplazadas de las diferentes comunidades de la región Triqui en la que imperaba la violencia generada por actores políticos e intolerancia religiosa y desde hace tiempo han sobrevivido en situaciones infrahumanas.

EXTREMA POBREZA

"El pueblo triqui de San Juan Copala vive desde hace medio siglo, una situación de violencia endémica y extrema pobreza, causada por una combinación compleja de factores históricos y políticos. En consecuencia, casi la mitad de la población ha sido desplazada de su territorio originario y hoy en día vive dispersa en distintos lugares de Oaxaca, de México y de Estados Unidos", abundó Gómez Santos.

Dijo que el pueblo triqui se ha caracterizado por su trayectoria histórica de movilización por la defensa de sus derechos y de sus identidades de resistencia contra el dominio racista y de explotación.

RESEÑA HISTÓRICA

Durante la primera mitad del siglo XIX, puso en jaque el dominio de la oligarquía criolla y defendió con las armas a las comunidades triquis contra las políticas liberales, hasta la creación, en la segunda mitad del siglo XX, de organizaciones independientes que luchaban por la recuperación del territorio originario y de las tierras comunales, por la comercialización de sus productos y la solución de problemas políticos y sociales de sus comunidades, como el club en 1975, el Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT) en 1981; finalmente, en enero de 2007, el Municipio Autónomo de San Juan Copala.

Persiste la violencia

Maurilio Santiago Reyes, presidente del Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas (Cedhapi), dio a conocer que el 25 de enero de 2012, aproximadamente a las 6 de la mañana, la comunidad indígena triqui, Valle del Río San Pedro, San Juan Copala, que está integrada por 66 personas, mujeres, niños y ancianos, fue allanada por cuerpos de seguridad.

Relató que los cuerpos se introdujeron a todas las casas, llevándose las pertenencias, entre ellas dinero, y a tres personas detenidas que responden al nombre de Cornelio Ramírez Martínez, de 28 años de edad; Manuel Francisco Ramírez, de 70 años; Jaime Ramírez, de 16 años de edad, sin que hasta el momento se sepa el lugar donde se encuentran y se teme que sean golpeados y torturados.

Relacionado