Miércoles, Septiembre 20, 2017 - 02:21

Costará casi 86 mdp

Lentas, las obras en el CIMO

Escaso personal labora en construcción, que debió concluirse en febrero

ISMAEL GARCÍA MORALES/Foto: Carlos Hernández

La construcción del Centro de Iniciación Musical de Oaxaca (CIMO) continúa rezagada. A pesar de que la Secretaría de las Infraestructuras y Ordenamiento Territorial Sustentable (Sinfra) comprometió la conclusión en febrero pasado, a la fecha el avance es mínimo.

En un recorrido por la zona, en inmediaciones de la carretera al cerro del Fortín, se constató el escaso número de trabajadores como de maquinaria, en el área de edificación, ubicada en la calle Manuel Sabino Crespo esquina con carretera al cerro del Fortín, de la colonia Figueroa.

Ello a pesar de que desde el año 2013 fueron previstos 25 millones de pesos para su construcción y otros 58 millones de pesos el año pasado.

Los trabajos fueron adjudicados a la empresa Ingeniería en Construcción Gabrio S.A. de S.V., que debió terminar los trabajos en el mes de febrero de este año. Fueron iniciados el 18 de febrero del año pasado y la compañía tenía un plazo de un año.

De acuerdo con la Sinfra, entre otras áreas, se edifica con un auditorio con capacidad para 300 personas, con un sistema acústico especializado, así como aulas de enseñanza, talleres, cubículos individuales o dobles, espacios administrativos y de servicios.

La nueva sede del CIMO constará de cinco niveles en los que se integran áreas de estacionamiento, administrativas, conjunto de gradas y escenario.

El Centro de Iniciación Musical fue creado hace más de 26 años; cuenta con un plan de estudios inspirado en la experiencia docente y respeto a la tecnología educativa; actualmente en una sede alterna atiende a niños desde los siete años hasta jóvenes de 21 años y cuya vida escolar podría extenderse hasta tres años dependiendo de las capacidades personales.

Ofrece enseñanza en 16 especialidades, como son violín, viola, violonchelo, contrabajo, piano, flauta, oboe, clarinete, fagot, saxofón, corno, trompeta, trombón, tuba, percusiones y guitarra.

Desde hace más de dos años fueron retirados los alumnos de ese edificio, debido a las deplorables condiciones en que se encontraba; fueron trasladados a una sede alterna en la colonia Niños Héroes de la capital, donde los primeros meses recibieron enseñanza en aulas provisionales y sin energía eléctrica.

Relacionado