Jueves, Agosto 17, 2017 - 23:58

En San Juan Guelavía

Cierra Clínica para enfermos renales

SILVIA CHAVELA RIVAS/Foto Emilio Morales

"Este movimiento social inició a raíz de que se canceló el área de atención en el Hospital General Dr. “Aurelio Valdivieso”, expresó Eduardo Tapia García.

Por la falta de servicios, manifestó, muchos enfermos optaron por buscar atención médica en hospitales de Veracruz, Chiapas o Puebla.

Señaló que actualmente los pacientes son atendidos en el área de Urgencias de ese nosocomio "sólo por estado crítico o de gravedad", y no para proporcionar la atención regular que requieren para el control de su enfermedad, situación que ha generado el fallecimiento prematuro de muchos enfermos.

Nuestro movimiento, enfatizó, sólo busca que a nuestros enfermos se les brinde atención adecuada, con calidad y calidez, y con respeto a sus derechos humanos.

“Por ello decidimos abrir esta Clínica”, dijo

ALTERNATIVA

Ante la falta de atención oficial se creó la asociación civil "Esperanza Enfermos Renales Oaxaca", ubicada en San Juan Guelavía, Tlacolula.

En ese espacio se brindaba capacitación en el manejo de diálisis a los familiares de los enfermos renales y se da atención a los pacientes en un ambiente higiénico, seguro y tranquilo.

Muchos enfermos, indicó, llegaban de diferentes regiones y poblaciones del estado a atenderse, y son, en su mayoría, de escasos recursos económicos.

"En la asociación hacíamos todo para apoyarlos. Incluso se les regalan algunas medicinas y cajas de diálisis que nos obsequia la beneficencia pública".

Y es que de acuerdo con su información, los enfermos renales requieren de insumos que son muy caros. Por ejemplo, una caja de diálisis tiene un costo aproximado de 400 pesos. Un enfermo requiere, por lo menos, una caja que dura dos días. Es decir, necesita 15 cajas al mes.

"También requiere Eritropoyetina, la cual tiene un costo, según las unidades (2 mil o 4 mil), de entre 400 y 700 pesos. Un paciente la utiliza tres veces por semana".

Un enfermo necesita aminoácidos, agregó, y la caja vale 800 pesos, la cual puede durar hasta un mes.

VIOLACIÓN A DERECHOS HUMANOS

Cabe señalar que el caso de los enfermos renales fue incluido por la DDHPO en su expediente de queja que derivó en la recomendación 07/2014.

Debe decirse, señala la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), que los pacientes con enfernedad renal no estarían recibiendo atención médica en condiciones óptimas, ni un tratamiento adecuado de diálisis y hemodiálisis, y además, para prolongar su esperanza de vida, además de que brindarles servicios deficientes implica acelerar el desenlace de su padecimiento, y se traduce en una disminución en su calidad de vida, por lo que es necesario intensificar las medidas de prevención, aumentar la infraestructura médica y los recursos, a fin de poder cubrir las necesidades propias de personas con este tipo de padecimientos.

Incluso, la DDHPO insiste en que es necesario que el Hospital Civil "Dr. Aurelio Valdivieso" vuelva a brindar el servicio a los pacientes renales.

Relacionado