Miércoles, Noviembre 22, 2017 - 10:47

Huyen trabajadores de salud de la zona triqui

Debido al viejo conflicto de San Juan Copala, en la Mixteca, que ha ocasionado infinidad de asesinatos, el personal médico de los Servicios de Salud de Oaxaca, lleva más de seis meses de haberse retirado de la zona y por temor se resiste a regresar, reconoció Jenoé Ruiz López, dirigente de la Sección 35 del Sindicato de Trabajadores de la Secretaría de Salud.

El retiro del personal médico convierte a la zona en un punto de alto riesgo y favorece la mortalidad materna, por lo que el dirigente hizo llamado al gobernador Gabino Cué Monteagudo, para que garantice condiciones de seguridad para el retorno de personal médico a la zona.

Asimismo, confirmó que por la incursión violenta de agitadores del llamado Comité de Defensa del Pueblo (Codep) en el Hospital de Valle Nacional, el personal médico labora en condiciones de zozobra.

Ante la agresión y falta de garantías para seguir laborando, 13 compañeros, entre médicos, enfermeras y administrativos, se mantuvieron por varios días en las instalaciones de la Jurisdicción Sanitaria de la región.

De los 13 compañeros, once ya se reincorporaron a su centro de trabajo. Faltan dos, un médico y un administrativo que no lo han logrado, porque los activistas del Codep, han advertido que si acercan al hospital, los vuelven a golpear.

Al parecer, este tipo de información no ha llegado al gobernador Gabino Cué y por lo mismo, nadie ha movido un dedo para generar condiciones de seguridad para el personal médico que labora en aquella institución, dijo.

En el caso de San Juan Copala, es necesario que el gobierno de Oaxaca, en coordinación con la federación, propicie seguridad en toda la región para que el personal de la Secretaría de Salud retorne a laborar.

De acuerdo a Jenoé Ruiz López, a pesar de que los salarios del personal médico de los SSO, son muy bajos, acepta laborar en comunidades sumamente marginadas, pero por obvias razones se resisten a retornar a donde existe un permanente clima de violencia como el caso de San Juan Copala.

Esta situación favorece la mortalidad materna en la región triqui, advirtió.

 

 

REYNALDO BRACAMONTES

Relacionado