Martes, Marzo 28, 2017 - 03:54

Se gobierna con responsabilidad

Oaxaca, Oax.- Gabino Cué Monteagudo reafirmó ante los 42 integrantes de la LXI Legislatura su compromiso de ejercitar "un mandato con pertinencia económica y responsabilidad social; con disciplina presupuestal, inclusión política, transparencia y honorabilidad"

1 AÑO DE LA TRANSICIÓN

Seguridad, paz y concordia, las divisas

 

  • Posible el cambio en unidad dentro de la diversidad, dice Gabino

 

Llamó al pueblo de Oaxaca, a sus organizaciones, líderes sociales y dirigentes políticos, para hacer del diálogo y el cauce del derecho, herramientas cotidianas para resolver viejos y nuevos diferendos

Admitió que no obstante al gran esfuerzo realizado en la materia, tenemos que reconocer que las carencias acumuladas por décadas, la insuficiencia de recursos presupuestales y la falta de atención a viejos conflictos agrarios, de orden social, políticos y religiosos, son causa de la irritación social, del encono y los hechos de sangre que mucho lamentamos.

Al emitir su mensaje con motivo del Primer Informe de su administración, en el Salón de Plenos de la Cámara de Diputados, Cué Monteagudo dijo que en los primeros 11 meses de gobierno, “nos hemos apegado al espíritu de la ley, ejercitando un mandato incluyente; decididos a servir a Oaxaca y a nuestra gente, con pleno respeto a la pluralidad.

Por ello, reforzó, hemos ceñido el ejercicio del poder público al Estado de Derecho, con la finalidad de construir un entorno que permita a la sociedad convivir en condiciones de armonía, trabajar sin sobresaltos, tener absoluta certeza sobre sus bienes y posesiones, y sobre todo, que el desarrollo de las familias oaxaqueñas trascurra en condiciones de seguridad, paz y concordia.

Ante la presencia del presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Alfredo Rodrigo Lagunas Rivera; del Secretario de Energía y representante del titular del Poder Ejecutivo Federal, Jordy Herrera Flores; del mandatario estatal de Puebla, Rafael Moreno Valle; de los senadores Ericel Gómez Nucamendi, Armando Contreras Castillo; del ex gobernador Diódoro Carrasco Altamirano; presidentes municipales e integrantes del gabinete legal y ampliado, el gobernador asentó que integró un gobierno plural, “donde mujeres y hombres de probidad de la sociedad civil, y de todas las fuerzas políticas de la entidad, compartimos el privilegio de honrar y servir a nuestro pueblo”.

En Oaxaca, subrayó el ejecutivo estatal, hemos podido concretar muchos de los preceptos constitucionales que hoy se debaten en el Congreso Nacional.

Con ello, abundó, los oaxaqueños demostramos a la nación y al mundo que el cambio y la unidad son posibles en la diversidad, cuando se antepone el interés superior del Pueblo.

Remarcó que la política interior del estado se ha conducido en estricto apego a la legalidad y a los derechos políticos de la sociedad.

 

OAXACA, ÁVIDO DE PAZ

“Sólo así podremos superar los problemas agrarios y limítrofes que afectan al estado de Oaxaca, como el que se vive actualmente en la región de los Chimalapas.

“Oaxaca no puede seguir siendo referente nacional de conflicto e inestabilidad; porque nuestra sociedad se encuentra ávida de disfrutar un estado donde prevalezca la concordia, la paz y el progreso”.

Mención especial hizo de la problemática Triqui: “hago un llamado para concretar un gran Acuerdo de Paz y Concordia de la Región Triqui, que devuelva la tranquilidad y permita llevar más y mejores servicios públicos a la población de esa importante zona”.

También recordó su compromiso de atender los reclamos de justicia de la sociedad, “creamos la Fiscalía en Delitos de Trascendencia Social, con el fin de encontrar la verdad jurídica de los graves acontecimientos que vulneraron los derechos humanos en la entidad en 2006; un órgano de justicia que cuenta con el acompañamiento y la supervisión de un Consejo Ciudadano, integrado por personas de reconocida solvencia moral.

“Frente a estos hechos, no cesaremos en las investigaciones que nos conduzcan al esclarecimiento y castigo de los responsables”.

En su discurso apuntó que su gobierno cambió “para servir con humildad y eficiencia a la sociedad oaxaqueña que vivía con miedo a su autoridad; cambiamos al Gobierno para garantizar al pueblo de Oaxaca su derecho a ser escuchado y obedecido.

 

SALIR DEL HOYO

“Cambiamos para mejorar y revertir los indicadores que colocan a Oaxaca en el fondo de las estadísticas nacionales de pobreza, productividad, competitividad y trasparencia”.

Con plena fidelidad a nuestro compromiso, explicó, la política social ha sido la columna vertebral que mueve a este gobierno.

“Por ello, instrumentamos un nuevo modelo de política social que nos permita disminuir las disparidades sociales y económicas con un enfoque de alcance regional, focalizando nuestro esfuerzo en 172 municipios y 24 microrregiones, para que los territorios marginados puedan desarrollarse y detonar sus potencialidades, a través de la acción corresponsable del Gobierno y las propias comunidades.

Durante su mensaje, el cual fue retrasmitido para otra parte del auditorio que se congregó en la explanada del Palacio Legislativo, indicó que la histórica estrategia de política social surgió del consenso y la corresponsabilidad de cientos de miles de ciudadanos oaxaqueños.

Informó que el abasto de medicamentos y material de curación en las clínicas y hospitales de la red primaria de salud, reporta a la fecha un 97 por ciento.

Además, se concluyeron 4 centros de salud en beneficio de 23 municipios; al tiempo de iniciar los trabajos constructivos para concluir 105 instalaciones hospitalarias que se encontraban en proceso; además de fortalecer el equipamiento y dotar de personal suficiente a 7 unidades médicas, ubicadas en las regiones del Istmo, la Costa y los Valles Centrales.

 

LLAMADO AL MAGISTERIO

De la educación y del magisterio, expuso: “El cambio que estamos construyendo en nuestro estado no podrá lograrse sin la decidida participación de los trabajadores de la educación, para que desde las aulas sean partícipes de una transición democrática, que en condiciones de paz, haga posible el anhelo de progreso de los oaxaqueños”.

Anunció una inversión extraordinaria de 150 millones de pesos para el despliegue de la primera etapa del Programa “Un Niño, Una Computadora”, mediante el cual se van a distribuir más de 30 mil computadoras portátiles a los alumnos y al personal docente de 109 primarias de la zona conurbada de la Ciudad de Oaxaca.

Además, con pleno respeto a la autonomía municipal y de manera consensuada con las autoridades de 329 ayuntamientos de la entidad, “al mes de octubre se destinó un presupuesto de mezcla de recursos, por un monto de 863.5 millones de pesos, superando en 73 por ciento el promedio anual de asignación en el sexenio pasado”.

Reconoció que gracias a la invaluable participación de las diputadas y diputados federales de la entidad, en 2011 Oaxaca logró una asignación presupuestal sin precedentes en su historia.

“Un presupuesto que se ejerce todos los días, en todos los municipios y regiones del estado; a través de diversas obras y acciones, que con toda responsabilidad, desarrollan las 92 dependencias y entidades de la Administración Pública Estatal, los Gobiernos Municipales y las Delegaciones Federales”.

 

ABRIRSE AL ESCUTRINIO

Ofreció que en la nueva era de Oaxaca, su gobierno mantiene firme su voluntad de abrir el ejercicio de la autoridad al escrutinio permanente de la sociedad, a fin de que el servicio público se desarrolle con eficiencia, transparencia y honorabilidad.

Indicó que juntos podremos sacar a Oaxaca de sus rezagos ancestrales y encauzarlo por una nueva senda de prosperidad.

Auguró que los derroteros del cambio serán favorables a nosotros, porque nuestro proyecto tiene rumbo y sólidos cimientos democráticos, un irrenunciable compromiso social y un profundo humanismo.

Cué Monteagudo, concluyó, asume responsabilidad y rectoría, pero consciente de que sin el respaldo del Pueblo será poco lo que podamos logar.

 

LOS TEMAS

• Política social ha sido la columna vertebral que mueve a este gobierno

• Diálogo y el cauce del derecho, herramientas para resolver diferendos

• Carencias, causa de irritación social

• Gobierno apegado a la ley y plural

• Cambio en la diversidad

• Que los profesores sean partícipes de una transición democrática

• El presupuesto se ejerce todos los días

• Servicio público eficiente, transparente y honorable

 

 

  • Justicia, no expectativas de justicia, pide Martínez Neri

 

Aconseja reducir la dependencia de recursos federales

“El Congreso estatal tiene claro que para conquistar el mandato soberano del cambio y la transfiguración de una nueva realidad política que nos aleje cada vez más del poder centralizado, absoluto, sin contrapesos, y nos proyecte hacia un desarrollo igualitario, planificado y con certidumbre, se requiere de la participación de todos”, aseveró el presidente de la Mesa Directiva del Congreso local, Francisco Martínez Neri.

Al responder el Primer Informe de Gobierno dijo que el Congreso es capaz de ponerse de acuerdo y de votar favorablemente asuntos importantes para la sociedad, como la reforma constitucional, la aprobación del Plan Estatal de Desarrollo y del Presupuesto de Egresos para el ejercicio fiscal 2010.

Sin embargo indicó: “Hay problemas fundamentales que requieren de la mayor pulcritud en su manejo, de la mayor visión en la toma de decisiones y de la mejor disposición, actitud y conocimiento para afrontarlos”.

Expresó que un ejemplo de ello es la educación, en la que el gran reto será insertar a todos los actores en el único objetivo que puede concebirse en una sociedad sedienta de salir de su atraso: el mejoramiento de la calidad educativa. “Este pueblo no saldrá de su atraso educativo mientras le regateemos infraestructura, horas aula, materiales educativos, maestros preparados. No hay paz ni progreso, ni futuro, sin educación”.

Aseveró que la infraestructura social básica es condición fundamental para detonar positivamente los indicadores de calidad de vida de los oaxaqueños. “Las acciones que sobre el particular se han programado por parte de su gobierno, son de reconocerse; sin embargo, existe la percepción en la sociedad de que es necesario imprimir mayor dinamismo a esas acciones. Tenemos que partir de la idea de que si nos ha correspondido servir a la sociedad, en este momento histórico, es una oportunidad personal usualmente irrepetible que debemos aprovechar”.

Martínez Neri dijo que es necesario establecer medidas eficaces que desarrollen la economía interna, con apoyo en la economía social y solidaria y al mismo tiempo es necesario renovar las finanzas públicas para promover su transparencia, así como para reducir la dependencia de los recursos públicos federales, fortaleciendo nuestra potestad tributaria. “Sin duda que el reto más preocupante es la desigualdad social y el atraso económico”.

Expresó que además un gobierno democrático no solamente debe agotar el diálogo, sino encontrar las causas del descontento y resolver los problemas antes de que estallen. “Si las demandas son auténticas necesidades sociales, hay que atenderlas de inmediato; pero cuando se motiven artificialmente por intereses particulares, debe actuarse con toda firmeza”.

Subrayó que ante los recientes acontecimientos sucedidos en los límites de Oaxaca y Chiapas, “este Congreso se manifiesta de manera categórica por el respeto a la Soberanía territorial de nuestro Estado, y desde esta alta tribuna nos pronunciamos por una gestión firme, serena y decidida ante las instancias correspondientes en materia agraria, para atender la situación limítrofe con el vecino estado de Chiapas y así abonar a la gobernabilidad y no generar actos de violencia entre los habitantes de ambas entidades”.

 

JUSTICIA IMPARCIAL

Añadió que por otra parte, en lo relativo a la procuración de justicia, en especial respecto de las responsabilidades que se pudieron haber generado en el pasado, sean procesadas de manera adecuada y con apego a la ley. “Bajo ninguna circunstancia debe aceptarse la actuación de la autoridad por consigna y sin que se cumpla con el debido proceso, porque implicaría un acto de ilegalidad y de venganza; pero tampoco debe propiciarse un entorno de impunidad en el caso de que se configuren delitos o faltas administrativas que deban ser sancionadas”.

Subrayó que lo que la gente continúa esperando es simplemente justicia y no expectativas de justicia. “Lo que la gente espera, en suma, de sus gobernantes, de sus representantes populares, de los servidores públicos, es que concentremos la energía en presentar propuestas, ofrecer salidas y promover proyectos que beneficien a la sociedad”.

 

 

  • Jalpan, sin “choque de trenes”

 

Amasan los “adobes” de la democracia

 No hubo choque de trenes. Fue un ejemplo de convivencia política. De pluralidad. Apenas el inicio para hacer adobes de la democracia. Y aunque los legisladores del PRI no se pusieron de pie ni aplaudieron, guardaron respeto, compostura.

Gabino Cué estaba con los suyos. Su primer informe. Más cabellos blancos. Más surcos en el rostro. Una mirada inquieta que iba a todas partes.

El gobernante parecía un torero en tarde gloriosa, aunque con una leve estocada lanzada por el legislador Francisco Martínez Neri: “lo que la gente continúa esperando es simplemente justicia y no expectativas de justicia”.

El ex diputado local priísta, Dámaso Nicolás Martínez, intentó amargar la fiesta con una manta.

“A este pen… le mandé decir” –presumió el mensaje en su celular Jorge Castillo—asesor del mandatario--, a un funcionario al concluir el ceremonial.

Palacio Legislativo en San Raymundo Jalpan, Primer Informe de Gobierno, en el umbral del inicio del segundo año del mandato de Cué Monteagudo. Un Salón de Plenos abarrotado, con acceso súper-controlado. El patio central habilitado como auditorio con cientos de presidentes municipales, funcionarios federales, estatales, políticos, dirigentes estatales. Todos. Eso sí, tras pasar una rigurosa revisión y solicitud de pases.

El mensaje político y un apretado resumen de acciones:

“Sin desdeñar las realizaciones y conquistas amalgamadas en el pasado, estamos sentando las bases de un nuevo Oaxaca donde impere la democracia, el respeto a los derechos humanos, la dinámica económica y un nuevo horizonte de bienestar para todos los sectores de la sociedad” –asentó el gobernante.

En este primer, añadió, año hemos avanzado con paso firme, “nos satisface y motiva la conclusión de innumerables obras y acciones, pero debemos reconocer que en nuestro afán de servir a Oaxaca, hemos tenido errores e insuficiencias, pero también ha sido clara nuestra disposición de corregir autocríticamente el rumbo y subsanar con humildad nuestros yerros”.

 

LOS PRIÍSTAS SEGUIMOS VIVOS

Los legisladores priístas escucharon tolerantes. Minutos antes, en voz baja, Maximino Vargas Betanzos, diputado local por el PRI, soltó al reportero: “Los priístas seguimos vivos”. Quizás el triunfo de su partido en Michoacán lo vitaminaba e ingresó al salón del brazo con su compañera Mercedes Rojas.

Elías Cortés, diputado priísta, estalló cuando por teléfono celular le notificaron que su asesor no podía ingresar al salón: “¡¿Cómo que no te dejan pasar?! Aquí no mandan ellos, aquí es el Congreso no el Palacio… Les voy armar un desmadre.”. Finalmente nada pasó.

En su discurso, Gabino Cué agradeció la invaluable participación de las diputadas y diputados federales de la entidad (todos del PRI), porque en 2011 Oaxaca logró una asignación presupuestal sin precedentes en su historia.

“Cambiamos para servir con humildad y eficiencia a la sociedad oaxaqueña que vivía con miedo a su autoridad; cambiamos al Gobierno para garantizar al Pueblo de Oaxaca su derecho a ser escuchado y obedecido”, sellaba el final del discurso del gobernador en el interior del inmueble.

 

“LE SALIÓ LO VALIENTE”

Afuera. Fue entonces cuando los hermanos Andrés y Dámaso Nicolás Martínez treparon las escalinatas rumbo al Salón de Plenos para mostrar una manta frente a los presentes:

“Gabino Cué: En tu informe faltaron los 10 muertos y 16 heridos de Choapam. ¡El pueblo no lo olvida!”. La respuesta inmediata de funcionarios: “Vamos a dialogar, el secretario General de Gobierno los recibirá…”

Dámaso Nicolás Martínez –ex diputado local priista, ex administrador municipal de San Raymundo Jalpan de donde fue corrido por la población, se resistía para retirar su manta.

--Cuando era diputado nunca levantó la voz y míralo ahora le salió lo valiente –exclamó una mujer. Vino un jaloneo de los agentes de seguridad para arrebatarle la manta. Los manifestantes se fueron.

Afuera del inmueble unas cincuenta personas del Movimiento Social por la Unificación de San Juan Mixtepec demandando respeto a los Usos y Costumbres.

Siguió la salutación: “¡Góber! ¡Góber! Queremos que nos visite”. “Gobernador vamos a inaugurar una escuela…” “Góber, podrá ir…” “Por favor, por favor, góber, sólo quiero saludarlo”.

La primera dama, Mané Sánchez, guardó distancia para no ser protagonista.

La presidenta de La Pe, Ejutla, Thelma Adriana Chávez se abrió paso entre los ediles --en medio de empellones-- para gritar: “¡Aquí góber! La Pe, Ejutla, está con usted. ¡Sígale, va bien…”

Al final del saludo, de la toma de fotografías, la cortesía del diputado Martín Vásquez Villanueva, hasta ayer presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado y líder de la bancada del PRI.

--Gobernador, es una nueva etapa de relación entre los Poderes –comentó.

--Me hubiera gustado dialogar con el Congreso—respondió el gobernante. --Este puede ser el inicio –devolvió Vásquez Villanueva, a quien se le reconoce como un hombre tejedor de acuerdos, y quien despidió al mandatario hasta su vehículo.

Concluía un ambiente de diálogo, de respeto, de convivencia política. “Por Oaxaca, esto es mejor. Y en esto, mucho ayudó Martín Vásquez”, confiaron.

Ahí, juntos como hace años no se veía, la clase política, con nuevas caras, con nuevos actores que ayudan a hacer los adobes para la democracia.

 

 

RACIEL MARTÍNEZ/LUIS IGNACIO VELÁSQUEZ/FOTOS: CARLOS ROMÁN VELASCO-MARIO JIMÉNEZ LEYVA

 

Relacionado