Martes, Septiembre 26, 2017 - 11:16

Invernaderos, injerto que muere

Es el futuro del campo. Es la agricultura protegida o el uso de los invernaderos, pero en varios lugares se convirtieron en "invernadebos".

El dato oficial. Las cuentas alegres: "En Oaxaca hemos sido exitosos en la instalación de invernaderos.

"De cinco hectáreas existentes en 2004, actualmente tenemos 315, que benefician a 40 mil productores de tomate en la Mixteca, Sierra Norte y Valles Centrales".

Según información de la revista Imagen Agropecuaria, los principales estados con raigambre en la producción bajo cubierta son: Sinaloa, Jalisco, Baja California Sur, Baja California, Sonora, Estado de México y Chihuahua.

Es decir, Oaxaca dio un "salto cuantitativo" de 5 a 315 hectáreas en cinco años, equiparándose ya con algunos de esos estados de la república con dicha tradición". Fue el informe del ex gobernador Ulises Ruiz Ortiz.

La realidad. Los hechos:

"El 60 por ciento de los invernaderos que se han instalado en el país han fracasado ante el desconocimiento de productores, la falta de capacitación de técnicos y de mercado", señaló Felipe Sánchez del Castillo, investigador de la Universidad Autónoma Chapingo (UACh).

Sostuvo que hace falta fortalecer la cultura en la producción de cultivos en invernaderos y de capacitación en técnicos porque un invernadero bien asesorado, sólo tiene un riesgo de pérdida de un 2 por ciento.

Explicó que los estados en donde se registra la producción en invernaderos de hidroponía son principalmente Jalisco, Sinaloa, Sonora, Baja California, Oaxaca, Puebla, Estado de México, Michoacán y Morelos; en donde principalmente se cultiva jitomate, pepino, chile pimiento, hortalizas, fresas; flores de crisantemos, rosas, claveles y alstroemeria.

En una reciente gira a invernaderos del distrito de Zimatlán de Alvarez, el titular de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Forestal y Pesca (Sedafp), Salomón Jara Cruz expuso:

"Tenemos que aportar nuestro granito de arena, para que mejor la producción, no podemos permitir que estos invernaderos dejen de funcionar y se queden en el abandono. Vamos a impulsar la comercialización, porque Oaxaca ha salido adelante, pero gracias a su gente que es muy trabajadora".

La voz de tres campesinos:

--Sembrar en un invernadero es una solución. En un pequeño espacio se pueden producir lo que se hace en varias hectáreas. Nos organizamos y obtuvimos un apoyo de la Secretaría de Ganadería, Pesca y Alimentación (Sagarpa)...No tuvimos la asesoría completa y todo fue a pique.

--La verdad es que no sabemos trabajar en equipo. Tuvimos un crédito para construir un invernadero pero a la hora de la producción no pudimos entendernos. Varios compañeros creyeron que solamente era sembrar la semilla y eso era todo. Nuestro invernadero está cerrado. Es una lástima, y qué le hacemos.

--Lo que cuesta caro es la asesoría técnica. Nosotros somos seis asociados y le pusimos todas las ganas, a la hora de comprar los fertilizantes, los líquidos, buscamos el apoyo de un técnico y todo salió muy caro. Los compañeros se desilusionaron y pues abandonamos el proyecto. Al final salimos debiendo.

Una luz. En respuesta a la petición de cientos de productores de invernaderos de la región de los Valles Centrales y de la región de la Mixteca, quienes estaban perdiendo sus cosechas por la falta de atención, la Coordinación General de Conciliación y Concertación impartió un curso sobre las formas de manejo y de operatividad en situaciones extremas y de alto riesgo, informó el técnico agronómico, José Neyra Skidmore.

Según un escueto comunicado, en el curso se les impartió una plática de cómo se debe operar cuando no se cuenta con los equipamientos necesario, de cuál es la temperatura que deben mantener ante este clima tan extremoso que se ha dado en los últimos días, y cuáles son las técnicas que se debe manejar los cultivos, y el control sobre las plagas y estragos causados por el clima.

Los extremos

NOTICIAS realizó un breve recorrido por el distrito de Tlacolula y se contabilizó unos 15 invernaderos abandonados a la suerte del tiempo.

También destacan invernaderos exitosos. Con alta producción, en especial de tomate. Son los dos extremos.

por RACIEL MARTÍNEZ

foto: CARLOS ROMÁN VELASCO

 

Relacionado