Martes, Septiembre 26, 2017 - 11:16

Maíz, ni para remedio; costará la importación

México tendrá serias dificultades para importar el maíz blanco que requiere tras las pérdidas sufridas por las recientes heladas en el norte del País, señalaron productores agropecuarios.

Carlos Salazar, secretario general de la Confederación Nacional de Productores Agrícolas de Maíz de México (CNPAMM), estimó que las importaciones requeridas podrían llegar hasta un millón 700 mil toneladas, lo que prácticamente triplicaría lo adquirido el año pasado, que ascendió a 505 mil toneladas.

El problema es que el maíz blanco, que es el que se utiliza en la tortilla, es un producto que no se consigue fácilmente en el mercado internacional.

Efraín García, presidente de la Confederación de Productores de Maíz de la Confederación Nacional Campesina (CNC) explicó que las compras internacionales de este producto se hacen usualmente a través de la firma de contratos de siembra y no se consiguen de modo rápido en el mercado.

"La producción de maíz blanco es una especialidad. Se hace bajo el convenio de agricultura por contrato (.) no es tanto que salga un productor o comercializador a comprar y ya. Se hace todo con anticipación", precisó García.

Manuel Tarriba, coordinador de la Fundación Produce Sinaloa (organismo que agrupa a productores e instituciones académicas), también coincidió que la producción del grano para hacer tortilla no es fácil conseguirla en el mundo porque son pocas las naciones que lo siembran, como algunas de África, y Estados Unidos

"Cuando fue la crisis alimentaria de 2008 se importó hasta de Sudáfrica con muchas dificultades, porque es un país que produce para consumo interno", advirtió.

La secretaría de Desarrollo Social ha señalado que Diconsa cuenta con inventarios por alrededor de 700 mil toneladas de maíz. Sin embargo, no serían suficientes para compensar los faltantes derivados de la cosecha que debió levantarse en mayo opinaron productores.

Según datos de la CNPAMM, se estimaba una producción de 5 millones de toneladas en Sinaloa, pero con la afectación y las resiembras, sólo se lograría 3 millones.

Industriales de la harina, que pidieron no ser citados, calcularon que las importaciones de este grano para las fábricas de harina deberán ser al menos de un millón de toneladas, y comentaron que saben que han empezado a gestionarse ya con Estados Unidos, sin tener la certeza de obtenerlas

Para tlayudas

  • un millón 700 mil toneladas, las necesidades
  • 505 mil toneladas, lo importado en 2010

Agencia Reforma

Relacionado