Miércoles, Julio 18, 2018 - 16:34

OSCAR MARTÍNEZ, PINTOR

Sueña con mostrar al mundo los colores de Juchitán

Karen Mendiola/Foto: Ramón Bragaña

H. Ciudad de Juchitán de Zaragoza.- Como una forma de salir de su lugar natal y de huir del Distrito Federal para encontrar una fuente de inspiración para su arte, el pintor Oscar Martínez llegó a Juchitán desde hace ya más de 25 años.

Aproximadamente mil obras forman la trayectoria de este artista quien decidió quedarse en el Istmo de Tehuantepec, principalmente en Juchitán para desarrollar su arte.

El artista asegura que Juchitán es una base para la inspiración de los artistas, es por ello que hay mucha "competencia" y mucha gente con gran talento para las artes.

Los trajes regionales, las costumbres y tradiciones, así como el calor de su gente hacen del municipio un foco generador de muchos artistas como compositores, pintores, fotógrafos y demás.

Oscar Martínez señala que el pueblo juchiteco es base de su ser para la inspiración al fabricar a sus "diablillos" que embellecen sus cuadros principalmente hechos de acuarela, ya que la economía no le permite incursionar en otro material.

Detalla que con el pasar del tiempo y de los años comenzó a saber y conocer de las grandes costumbres y tradiciones, así como a admirar los hermosos trajes regionales y a las mujeres de esta tierra, que hacen de Juchitán una luz.

Oscar describe a Juchitán como una forma de vida y un pueblo de hermandad diferente y único en comparación con los demás pueblos que conforman el Istmo de Tehuantepec.

Asimismo, señala que aunque su sueño siempre fue irse al extranjero para dar a conocer su material y la cultura de Juchitán ni se ha cumplido, sin embargo no pierde la esperanza de que algún día lo logrará.

El artista apunta que las dificultades a las que se enfrentan los artistas de Juchitán es no tener apoyo por parte de las autoridades como lo es la Casa de la Cultura debido a que no tienen recursos para invertir en promoción para el talento que hay en la región.

Además, señala el hecho de ser tan egoístas e individualistas como pintores los ha llevado a no poder organizarse y formar un colectivo en donde se apoyen para dar a conocer sus obras.

Relacionado